25 enero, 2018

Créditos express: una solución rápida

Por danaeorges

En muchas oportunidades, el dinero que obtienen las personas en remuneración por su trabajo no es suficiente, tanto para costear gastos, deudas o simplemente cubrir alguna eventualidad, es por esto, que aparece la figura de los créditos express, que a diferencia de los créditos convencionales, y como su nombre deja a entender, estos son aprobados en un lapso mucho más corto. Prestamos Ahora puede ayudarte a conseguir tus objetivos.

Estos créditos de dinero rápido, son promovidos, estudiados y manejados por empresas, que prestan el servicio de forma mucho más ágil y dinámica que las entidades bancarias. Estas empresas, prestan una cantidad de dinero top o limitada, aprobada en un periodo de tiempo no mayor a las 48 horas, y estableciendo un convenio de pagos, generalmente mensual, por 5 a 10 años.

Algunas ventajas de los créditos express

  • Inmediatez. Los lapsos de aprobación son realmente rápidos, por lo que podrás disponer del dinero del crédito casi de inmediato, luego de la solicitud.
  • Garantías. Una vez hecha la solicitud, generalmente estos créditos, aparte de rápidos, son aprobados en su gran mayoría, por lo que la certeza de que el dinero estará en tu poder te brinda esa tranquilidad.
  • Simplicidad. En cualquier entidad bancaria, los trámites para pedir un crédito, además de extensos en cuanto al tiempo, son tediosos a nivel de papeleo. En el caso de los créditos express, estos procedimientos administrativos son muy simples y prácticos, dándole importancia a tu tiempo y a la necesidad de tu petición.
  • Comodidad. En muchos casos, el trámite de un crédito express puede realizarse vía internet o vía telefónica, por lo que podrás hacer la petición desde la comodidad de tu hogar u oficina, sin necesidad de trasladarte a ningún lugar.

 

Consejos al solicitar y recibir un crédito express

Una de las primeras recomendaciones al solicitar estos créditos de dinero rápido, es cerciorarte de la empresa a la que enviará la petición, revisar su trayectoria, historial de créditos y años brindando el servicio. En segundo lugar, asesorarte de lleno sobre las condiciones del crédito, tanto sus características como sus métodos de pago.

Generalmente, estos créditos cuentan con intereses y comisiones altas, por lo que siempre es bueno consultar sobre estos gastos adicionales al servicio, ya que así es más fácil planificar las formas de pago y los tiempos. De igual forma, una vez recibido el crédito, es bueno usarlo de la forma adecuada, para cubrir la necesidad por la que se pidió, así organizar su pago será mucho más claro y eficiente.